¿Cómo afecta el consumo de alcohol a los operadores de embarcaciones y pasajeros?

¿Cómo afecta el consumo de alcohol a los operadores de embarcaciones y a los pasajeros?
Índice de contenidos
    Añadir una cabecera para empezar a generar el índice de contenidos

    Beber “moderadamente” se define como no más de cuatro tragos por día para los hombres y tres tragos por día para las mujeres. Sin embargo, incluso beber moderadamente puede afectar su capacidad para manejar adecuadamente una embarcación.

    El alcohol tiene varios efectos nocivos en los pilotos y pasajeros de las embarcaciones. Debido a que el alcohol debilita el juicio y la coordinación, conduce a malas decisiones y accidentes. También deshidrata a las personas, poniéndolas en riesgo de caerse o ahogarse en el agua. 

    Además, el consumo de alcohol se ha relacionado con conductas rebeldes o peligrosas, que dan lugar a conflictos o accidentes. Finalmente, beber alcohol puede causar somnolencia, lo que hace que manejar una embarcación de manera segura sea todo un obstáculo.

    En los Estados Unidos, el alcohol es el culpable de aproximadamente el 40% de todos los percances fatales de navegación. Más aún, se cree que el alcohol es un factor importante en más de la mitad de todos los ahogamientos.

    ¿Qué es el alcohol?

    El agua, el dióxido de carbono y el etanol se combinan para formar alcohol, una sustancia psicoactiva. También se le conoce como “valor líquido” porque es el narcótico más utilizado en el planeta. Aunque el alcohol se consume comúnmente como bebida, también se puede utilizar en medicina.

    El alcohol es un depresor que se puede encontrar en muchos tipos diferentes de bebidas. Por lo general, se mide en gramos por 100 mililitros (ml) o como un porcentaje del volumen. El vodka, la ginebra, el ron, el whisky y el brandy contienen alcohol. 

    El alcohol deprime el sistema nervioso central, haciéndote sentir cansado, confuso e inestable. También reduce tus inhibiciones, haciéndote participar en actividades inseguras.

    Las personas están temporalmente eufóricas y confiadas después de beber alcohol. Puede proporcionar relajación y alivio del estrés. Algunas personas beben para emborracharse y luego realizan actividades peligrosas. 

    Los adictos al alcohol frecuentemente enfrentan dificultades en sus vidas. A menudo no pueden controlar sus ganas de beber o la cantidad que beben.

    ¿Qué impacto tiene el alcohol en los operadores de embarcaciones?

    La ingesta de alcohol puede tener una variedad de consecuencias negativas para los operadores de embarcaciones. Los efectos varían según la cantidad de alcohol que se haya bebido, el tiempo que haya estado en el sistema y el tipo de embarcación que conducen. 

    Los bebedores de alcohol son más propensos a actuar precipitadamente, lo que a menudo conduce a accidentes. Hace que los operadores de embarcaciones estén menos atentos a su entorno, lo que podría ponerlos en peligro.

    Los accidentes relacionados con el alcohol son una de las principales causas de muerte en la industria marítima y cuestan a los empleadores un estimado de $2.6 mil millones al año. Los pilotos de embarcaciones con problemas de alcohol son más propensos a quedarse dormidos al volante, causar accidentes y quedar incapacitados en el trabajo.

    Los capitanes de los barcos pueden protegerse a sí mismos y a su personal de lesiones o muerte al restringir el consumo de agua en el agua.

    Efectos del alcohol en los pasajeros

    El consumo de alcohol entre los pasajeros de cruceros ha aumentado en los últimos años, y algunas encuestas estiman que hasta un tercio de todos los pasajeros consumen alcohol en un momento dado. 

    Though many people feel that drinking alcohol on a boat is just a way to have a relaxed holiday, the truth is that alcohol use can have major effects for both persons and the vessel’s safety. The following are two effects of alcohol on boat passengers:

    1. Te obliga a hacer cosas que preferirías no hacer.

    El alcohol es un depresor, lo que significa que ralentiza la función cerebral y dificulta la toma de decisiones y el cuidado de uno mismo. Beber y navegar (y otras actividades) juntos pueden dar lugar a situaciones de riesgo, ya que se pierden las inhibiciones y se hacen cosas que normalmente evitaría.

    1. Es posible que beber le cueste la vida.

    Los pasajeros alcohólicos a menudo tienden a involucrarse en percances. No solo pueden lesionarse mientras se desplazan en la embarcación, sino que también pueden distraer al piloto y provocar así percances que perturben la tranquilidad.

    Peligros de beber y navegar

    Nunca es una buena idea combinar la bebida con la navegación. A los navegantes recreativos se les advierte con frecuencia sobre los peligros de mezclar los dos, pero incluso cantidades modestas de alcohol pueden aumentar significativamente la posibilidad de un percance en la embarcación, como lo demuestran estudios recientes.   

    El alcohol inhibe la capacidad de tomar decisiones acertadas y reacciona con otros componentes químicos en el medio ambiente para producir resultados impredecibles. Con tanto en juego, es fundamental ser consciente de los peligros y tomarlos en serio antes de lanzarse al agua.

     

    1. El alcohol puede comprometer el juicio y reducir el tiempo de reacción de los capitanes de las embarcaciones, poniendo en riesgo la seguridad general.

    Al operar embarcaciones en las proximidades de otros barcos, costas y otras embarcaciones, los operadores de embarcaciones enfrentan riesgos particulares. El alcohol puede afectar el juicio y ralentizar el tiempo de reacción, poniendo en riesgo la propia seguridad. 

    Como lo demuestra un estudio reciente, beber reduce la capacidad de los operadores de botes para medir distancias y velocidades de manera efectiva, lo que puede provocar choques o casi colisiones. Aquellos que consumen alcohol también tienen el doble de probabilidades que aquellos que no lo hacen de verse involucrados en un accidente de navegación mortal.

    La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) ha sugerido que los navegantes eviten beber antes de operar una embarcación como resultado de estos hallazgos.

     

    1. La deshidratación puede ser mortal en un barco si bebes demasiado alcohol.

    La deshidratación causada por la bebida puede ser perjudicial a bordo de un barco. La deshidratación puede hacer que se sienta aturdido, mareado y débil. También puede inducir náuseas y vómitos, así como dificultades para respirar e incluso la muerte. 

    Si planeas navegar o navegar después de consumir alcohol, asegúrate de beber mucha agua para evitar deshidratarte.

    1. contratiempos ocurrir más a menudo cuando la gente está ebria.

    Esto se debe a que beber alcohol obstaculiza la capacidad de una persona para pensar correctamente y tomar decisiones acertadas. También puede dar lugar a una conducta agresiva, que puede dar lugar a percances. El consumo de alcohol también aumenta la probabilidad de involucrarse en peleas, lo que puede provocar lesiones. 

    Beber alcohol aumenta la posibilidad de otras formas de percances, como incendios, y hace que las personas sean más vulnerables a vicios como la agresión sexual.

     

    1. Pasajeros que beber son mas propenso marearse.

    Según los estudios, quienes beben antes de abordar un barco tienen cuatro veces más probabilidades de marearse que quienes no beben. 

    Beber alcohol también dificulta que el cuerpo combata las enfermedades, lo que puede exacerbar los mareos. Además, las personas que son propensas al mareo tienen más probabilidades de enfermarse cuando beben.

     

    5.     El abuso de alcohol puede provocar que los pasajeros o los operadores se ahoguen.

    A medida que se acerca la temporada de navegación, se recomienda a las personas que tomen medidas como usar un chaleco salvavidas cuando estén en el agua. Sin embargo, una realidad menos conocida es que beber alcohol puede resultar en pasajeros u operadores ahogados. 

    El deterioro del alcohol puede afectar el juicio y la toma de decisiones, colocándolo en situaciones inseguras. El alcohol aumenta las posibilidades de que las personas pierdan el control sobre las cosas y sean arrastradas bajo el agua. Llame al 911 si nota a alguien que parece estar intoxicado y en peligro.

    Los efectos de beber se amplifican cuando se navega en un barco en aguas abiertas

    Si bien puede parecer engañoso, las consecuencias de beber alcohol en aguas abiertas son considerablemente más duras que para quienes beben en tierra. Recuerde que un bote siempre se mueve en el agua y las habilidades de coordinación de un bebedor se reducen drásticamente. 

    Este retraso mental afecta el juicio de los navegantes, les provoca alucinaciones e incluso les hace cometer errores potencialmente fatales. También tenga en cuenta que, en caso de un percance, las lesiones sufridas por los navegantes que beben son con frecuencia más graves. 

    El alcohol es peligroso ya que el navegante que bebe no es el único que está en riesgo; todos en su área están en riesgo porque no está pensando con claridad mientras el alcohol está en su sistema.

    Navegar y Beber Seguro

    La verdad es que muchos navegantes ya son adictos a la bebida y no pueden imaginar su vida sin ella. Si cae en esta categoría, es fundamental que comprenda que debe beber de manera responsable cuando navega. 

    Es crucial recordar que el alcohol deprime el sistema nervioso central y puede afectar su capacidad para conducir un bote de manera segura. Mantenga estos puntos cruciales a tener en cuenta:

    • Manténgase hidratado antes y durante su viaje. Si no se siente bien o está mareado, no beba alcohol.
    • Si es factible, nunca beba y conduzca.
    • Cuando beba, siempre tenga cuidado al conducir u operar cualquier maquinaria.
    • If you’re going to drink while boating, make sure to designate a sober driver and take necessary precautions such as abstaining from boat operation if you’re impaired.
    • Always wear a life jacket when on a boat. If you fall overboard, this could save you from drowning or other hazards.

    La importancia de no beber y navegar

    Navegar y beber puede ser una combinación arriesgada, y el comportamiento irresponsable puede tener resultados catastróficos. Beber y navegar son pasatiempos que exigen extrema precaución ya que ambos ponen en peligro a personas y propiedades. 

    If you decide to go sailing, one of the crucial things you can do to ensure your safety is to avoid drinking. Alcohol hampers your judgment and ability to safely drive a boat, as well as causes harmful interactions with other watercraft or the ocean. 

    Podría enfrentarse a penas de cárcel y multas si lo condenan por navegar en estado de ebriedad. Así que no se arriesgue y beba de manera responsable cuando esté en el mar.

    es_ESEspañol

    Pínchalo en Pinterest

    Comparte esto

    Comparte esto con tus amigos