Cómo navegar en kayak con un perro: una guía detallada para navegar en kayak con perros

Kayak con perro
Índice de contenidos
    Añadir una cabecera para empezar a generar el índice de contenidos

    Cómo navegar en kayak con un perro

    El kayak es un divertido deporte de remo en el que el palista utiliza un remo de doble pala para navegar en su embarcación. El deporte es una gran manera de hacer ejercicio y disfrutar de la naturaleza. A medida que se convierta en un kayakista más experimentado, es posible que desee compartir sus sesiones de remo con su perro. 

    Sin embargo, a diferencia de una lancha a motor o una canoa, no puede simplemente cargar a su perro en su kayak y comenzar a navegar. La buena noticia es que su perro puede ser entrenado para amar el kayak, por lo que no se pierde toda esperanza.

    Con un poco de esfuerzo, paciencia y conocimientos, puedes introducir a tu perro en el agua y convertirlo en tu fiel compañero de kayak lo antes posible. En este artículo, se presenta todo lo que necesita saber y hacer para convertir a su perro en un ávido kayakista. ¡Sigue leyendo y disfruta!

    ¿Es mi perro apto para el kayak?

    ¿Por qué hacer esta pregunta?, te preguntarás. ¿El objetivo de este artículo no es enseñar a la gente a entrenar a sus perros para navegar en kayak? 

    La verdad es que saber qué tan apto es su perro para el deporte antes de comenzar a entrenar puede darle una idea de cómo realizar el entrenamiento y ayudarlo a calcular cuánto tiempo pasará antes de que su amigo peludo se convierta en su compañero de kayak de confianza.

    La buena noticia es que independientemente de si a tu perro le gusta el deporte de inmediato o si no le gusta el kayak, puedes practicar con él y, en última instancia, sacar el kayakista que lleva dentro. 

    A continuación se analizan las características que se deben verificar al determinar qué tan adecuada es su mascota para navegar en kayak.

    Disciplina

    Cualquier dueño de un perro sabe que llegará un momento en el que deberá afirmar su dominio sobre su mascota. No es necesario que seas cruel al respecto; el perro simplemente tiene que saber que tú estás a cargo. 

    Lo bien que tu amigo peludo aprenda esta lección contribuye en gran medida a determinar qué tan adecuado será para navegar en kayak. 

    La rapidez con la que su perro responde a órdenes simples como "siéntate", "ve a tu lugar", "acuéstate" y "quédate" puede ser lo que hace que tu kayak se vuelque cuando tu perro se emociona.

    Nunca debe atar a su perro en un kayak, ya que eso puede resultar contraproducente si la embarcación se vuelca o si surge otra emergencia. Es por eso que el hecho de que tu perro sea capaz de obedecerte incluso cuando está emocionado es un rasgo importante si quiere convertirse en un buen kayakista.

    Temperamento

    Lo creas o no, las emociones de tu perro importan cuando se trata de navegar en kayak. La rapidez con la que su perro cambia de humor y sus reacciones, especialmente cuando está emocionado, determina en gran medida qué tan adecuado será para el deporte del remo. 

    Varias distracciones, como aves acuáticas y pescadores, se pueden encontrar en el agua, y si su perro cede a la tentación de perseguirlo, podría tener un kayak volcado o algo peor en sus manos. 

    Evalúe cuidadosamente el temperamento de su perro y si no es apto para navegar en kayak, no se desanime. Simplemente significa que tendrá que trabajar más tiempo para que el perro se comporte en el agua.

    Comodidad en el agua

    El kayak es un deporte acuático y, como tal, la comodidad de tu perro en el agua juega un papel muy importante en la facilidad con la que adoptará el kayak. 

    Para que tu perro sea un buen compañero de kayak, tiene que asociar el deporte con buenos recuerdos, por lo que no querrás que el perro esté estresado o inseguro, especialmente en los primeros días de entrenamiento.

    Si usted es alguien que lleva a su perro en viajes en automóvil, el comportamiento de su mascota en estos viajes puede darle una buena idea de qué esperar en el agua. Si su perro está relajado en los viajes, puede significar que disfrutará del tiempo en el agua.

    Sin embargo, si tu amigo peludo está ansioso, sabes que tendrás que trabajar más duro para que sea digno de un kayak. Su perro también debe aprender a nadar y estar cómodo con chalecos salvavidas; usted no quiere que su mascota se ahogue o sea una responsabilidad en emergencias.

    Preparar a tu perro para navegar en kayak

    Después de evaluar la idoneidad de su perro para navegar en kayak, su próxima tarea es prepararlo para el kayak. El objetivo del proceso es trabajar con paciencia y amor con tu amigo peludo para que espere con ansias el tiempo que pasarán juntos en el agua. 

    Deberá familiarizar a su mascota con el kayak en el que remará, acostumbrarla a pasar tiempo en la embarcación y hacer que el perro se sienta cómodo con el agua y el equipo de seguridad. 

    Puede parecer mucho trabajo y, sinceramente, el tiempo que dedicará a aclimatar a su perro al deporte depende del perro, pero créame, cuando finalice el período de prueba, se alegrará de haberlo superado. tener un compañero de kayak de confianza en los años venideros.

    Introduce a tu perro al agua

    Como navegarás en kayak en el agua, es razonable que tu amigo peludo también se acostumbre al agua. 

    Puede comenzar de manera simple llevándolo con usted al cuerpo de agua en el que planea navegar en kayak en el futuro y simplemente pasar un tiempo allí. Eventualmente, su perro tendrá que aprender a nadar. 

    Es indispensable que el perro sepa nadar, ya que nunca se sabe cuándo la habilidad será útil. También debe ayudar a su perro a acostumbrarse a usar un chaleco salvavidas o un dispositivo de flotación personal (PFD). 

    Puedes dejar que el perro lleve el chaleco salvavidas en casa durante periodos de tiempo considerables para que se acostumbre.

    La habilidad de su perro para nadar lo ayudará a volver al kayak si de alguna manera se cae por la borda, y un chaleco salvavidas ayudará a mantener a su mascota segura y reducirá la tensión sobre ellos. Recuerda que la paciencia es clave en este esfuerzo, así que sé paciente y amable con tu mascota.

    Introduce a tu perro a tu kayak

    A medida que tu perro comience a acostumbrarse al agua, debes introducirlo en tu kayak. Después de todo, es en el kayak donde pasarás la mayor parte del tiempo en el agua. El kayak debe estar en tierra firme cuando tu mascota lo conozca. 

    Llevar al perro en un kayak por el agua antes del momento adecuado puede arruinar todo el ejercicio. Esto se debe a que es posible que al perro no le guste el movimiento desconocido de la embarcación en el agua y se asuste. 

    Ten en cuenta siempre que para que a tu perro le encante el kayak, tiene que asociar el deporte con buenos recuerdos. Anime a su amigo peludo a acercarse y pasar tiempo en el kayak. 

    Recompénselo con golosinas y elogios por obedecer. Trate de esconder golosinas en el kayak para que su mascota las encuentre y recompense a su amigo peludo por pasar tiempo en el lugar que eventualmente se convertirá en su "asiento" en el kayak. 

    Anime a su mascota a pasar tiempo con usted en el kayak. A medida que pasa el tiempo, puede recompensar menos. Lo importante es que el perro asocie el kayak con cosas buenas.

    Recomiendo introducir el remo cuando el perro ya esté bastante acostumbrado al kayak y en tierra, por supuesto. Puede hacer que el perro se quede en su "asiento" mientras hace movimientos de remo con la pala o balancea el kayak de un lado a otro, ya que puede balancearse en el agua. 

    Recuerde recompensar al perro por el comportamiento apropiado para fomentarlo y negarle las golosinas cuando se porte mal. El entrenamiento de tu amigo peludo en kayak irá sobre ruedas cuando tu mascota se acostumbre.

    desarrollar una rutina

    Como dueño de un perro, es posible que ya tenga una rutina con su mascota. Sabe cuándo hay que darle de comer, cuándo es el momento de dar un paseo, cuándo quiere acurrucarse o jugar, y la lista continúa. 

    Del mismo modo, desarrollar una rutina con tu mascota a la hora de navegar en kayak resultará muy gratificante. Desarrolle una rutina para entrar y salir del kayak. La rutina dependerá de ti.

    Es posible que desee que el perro ingrese al kayak primero antes que usted, como su rutina de entrada, y luego que el perro salga del kayak antes que usted, como su rutina de salida. Cumplir con la rutina se convertirá en un ritual y eso ayudará al perro a saber qué esperar.

    Parte de su rutina debe ser hacer cumplir la disciplina. Asegúrate de que el perro no entre en el kayak sin que tú se lo ordenes y no salga del kayak sin tu permiso. 

    Puede hacer cumplir esto dando o reteniendo golosinas. Con el tiempo, el perro se irá acostumbrando al kayak y a los mandos, y habrás avanzado mucho.

    Introduce a tu perro a los comandos para navegar en kayak

    Enseñar a su perro a comportarse cuando se le ordena es muy importante y útil en tierra, pero es aún más importante en el agua. 

    Para hacer que navegar en kayak sea más seguro y divertido para tu amigo peludo, debe acostumbrarse a obedecer las órdenes inmediatamente después de que se emitan. Los comandos comunes con los que puede entrenar a su perro se dan a continuación:

    • “Sube” o “Sube”: Este comando debe usarse para decirle al perro que se suba al kayak. Recuerda seguir la rutina y asegurarte de que el perro no entre en el kayak sin tu permiso. Tiene que saber que usted está a cargo.
    •  “Fuera”, “Hup” o “Hora de irse”: así como su perro no debe entrar en el kayak sin su autorización, no debe salir a menos que usted se lo ordene. Cualquiera de los comandos antes mencionados se puede utilizar para emitir la orden.
    • “Ve a tu casa”: este comando es una excelente manera de redirigir la energía de tu perro cuando está demasiado emocionado o frenético. El lugar al que debe volver el perro es su “asiento” en el kayak. Ese es el lugar que le enseñaste a reconocer como su lugar en la embarcación. Notarás que emitir este comando le da al perro algo que hacer en lugar de ordenarle que se calle. Redirigir la energía de tu perro siempre es una mejor manera de controlarlo que esperar que se comporte mientras está lleno de energía. El lugar del perro en el kayak debe ser suave y cómodo. Podrías cubrir el lugar con una alfombra interior/exterior o incluso con una estera de yoga. Lo importante es que su perro sepa que ese lugar le pertenece y debería poder regresar allí cuando se lo ordenen.
    • “Déjalo”: este comando es útil para difuminar situaciones increíblemente intensas. Es una orden que apela al autocontrol de su perro con la promesa de una gratificación retrasada. Por ejemplo, si tu perro está muy interesado en perseguir aves acuáticas en el río, en el momento en que digas "déjalo", tu perro debería poder abandonar la persecución. La gratificación retrasada aquí es que el perro debe saber que al dejar esta emoción y ser paciente, le espera una emoción aún mejor. Este comando es quizás el más difícil de obedecer para el perro, ya que un perro que realmente puede "dejarlo" se considera un modelo de autocontrol. Puede tomar un tiempo para que su perro domine "déjalo", incluso después de que se acostumbre a navegar en kayak, pero puede estar seguro de que una vez que domine el comando, lo agradecerá. Si la situación es intensa y no estás seguro de que tu perro “lo deje”, siempre puedes ordenarle que “vaya a tu lugar”. Te recomiendo encarecidamente que cumplas tu palabra y recompenses a tu amigo peludo con golosinas o cualquier recompensa que tengas en mente. Recuerda que a los perros les gusta la rutina, y si tu mascota sabe que será recompensada, obedecerá tus órdenes.
    • Si a tu perro le gusta nadar, puede ser bueno permitirle un rato en el agua de vez en cuando. Como se enfatiza repetidamente, su perro debe saber que usted está a cargo, por lo que no debe meterse al agua sin su autorización. El comando que emita para la pausa para nadar podría ser el mismo que emita cuando sea el momento de dejar el kayak, pero le recomiendo elegir un nuevo comando de su elección que el perro asocie únicamente con su pausa para nadar. También puede tener un comando para avisarle cuando su tiempo de natación ha terminado, o simplemente puede emitir el comando para que se suba al kayak. Lo importante es que tú mandas y tu perro obedece de inmediato.

    Practicar kayak con tu perro

    Una vez que tu amigo peludo sea obediente y se acostumbre a tu kayak, es hora de ir al agua y prepararlo para una aventura en kayak. Empiece de forma sencilla. Practica meter y sacar la embarcación del agua con tu perro en el kayak.

    Siguiendo su rutina, usted y su perro deben subirse al kayak, luego puede empujar el barco al agua usted mismo o pedirle a un amigo que lo haga por usted. 

    No debes lanzar el kayak al agua hasta que estéis los dos en la embarcación, y si vuestra presencia no es suficiente, podéis intentar calmar a vuestro amigo peludo consolándolo y prometiéndole golosinas.

    Ahora, dado que esta es la primera vez que está en el agua con su mascota, el perro puede encontrar incómodo el movimiento de balanceo del barco en el agua, o incluso ceder a la tentación y abandonar el barco varias veces debido a las distracciones. 

    La forma en que maneja esta etapa es crucial, ya que puede hacer o estropear la carrera de kayak de su perro. No importa cómo se comporte su perro, debe calmarlo con delicadeza y cariño sin tratarlo con dureza. 

    También te aconsejo que hagas tus primeros viajes en el agua cortos y aumentes gradualmente la distancia que recorres en kayak a medida que tu perro se acostumbre cada vez más al deporte.

    Si tu amigo peludo se asusta la primera vez o está particularmente inquieto, te sugiero terminar el viaje en kayak del día y descansar. 

    Siempre puedes intentarlo más tarde. Recompensar al perro por pasar tiempo contigo en el agua, incluso si se asusta, también es una buena idea, ya que ayudará a reforzar la idea de que suceden cosas buenas cuando el kayak está cerca. 

    Para que tu amigo peludo sea un buen kayakista, tiene que asociar el kayak con buenos recuerdos, y ser duro con él, especialmente en los primeros viajes, será contraproducente.

    El tiempo que le tomará a tu amigo peludo adoptar el deporte de remo y las aventuras acuáticas varía según el perro, así que ten paciencia hasta que tu perro se acostumbre al deporte, incluso si toma algunos viajes. 

    Agradecerá su paciencia al final cuando su mascota se convierta en un ávido kayakista y en su fiel compañero de kayak en los años venideros.

    La mejor agua para navegar en kayak con tu amigo peludo

    Como bien sabes, el kayak se puede hacer en varias condiciones de agua, por lo que saber cuál se adapta mejor a tu amigo peludo es un buen curso de acción. 

    Las aguas suaves y tranquilas son las más adecuadas para navegar en kayak con perros, especialmente las primeras veces cuando su perro todavía está encontrando sus patas en el agua. 

    El agua tranquila será una ventaja si el perro se cae por la borda, ya que le resultará muy fácil nadar hacia un lugar seguro. Incluso cuando su perro es prácticamente un ávido kayakista, debe limitarse a aguas tranquilas y planas como ríos, arroyos y lagos. 

    Por razones de seguridad, debe tratar de evitar cualquier cuerpo de agua donde las posibilidades de volcarse u otros accidentes sean altas, como lugares donde tenga que lidiar con grandes olas y rápidos. 

    One good reason to avoid these waters is that, besides safety, the small kayaks used to navigate rapids and the narrow kayaks used for touring are just not roomy enough to safely and comfortably accommodate your dog. 

    Siempre puede tener viajes individuales separados para disfrutar del kayak en esas aguas si así lo desea.

    Qué buscar en un kayak para tu perro

    Hasta ahora, hemos estado hablando de aclimatar a tu amigo peludo a tu kayak. Por lo tanto, es justo que se espere algún sacrificio de usted cuando se trata del kayak que utilizará. 

    Para empezar, tu kayak debe ser espacioso, con espacio suficiente para que tanto tú como tu perro estéis cómodos. Eso significa que su kayak debe tener una cabina grande o, mejor aún, debe ser un kayak sentado en la parte superior. 

    Su kayak también debe ser lo suficientemente ancho, ya que no solo lo hará espacioso, sino que también lo hará más estable y, por lo tanto, más seguro para usted y su perro. Los kayaks más anchos también pueden manejar más peso, por lo que existe ese beneficio.

    Si desea que su perro esté lo más cómodo posible, puede adquirir un kayak en tándem. De esa manera, el perro tiene un asiento propio. 

    Algunos kayaks en tándem son lo suficientemente grandes como para acomodar a dos personas y un perro, por lo que, en última instancia, la pelota está en tu cancha para hacer que el viaje sea lo más divertido posible para tu amigo peludo.

    Equipo de kayak para tu perro

    Cuando vas en kayak, necesitas accesorios para un viaje seguro y placentero, y tu perro no es una excepción. A continuación se proporciona el equipo necesario para que su perro navegue en kayak de manera segura.

    1. Un chaleco salvavidas: no importa lo bien que pueda nadar, incluso su perro necesita un dispositivo de flotación personal (PFD) para protegerse cuando está en el agua. Encontrar chalecos salvavidas a la medida de tu mascota no es tan difícil, solo tienes que mirar. Muchos chalecos salvavidas para mascotas también tienen un asa o una correa a lo largo de la espalda para ayudarlo a sacar a su amigo peludo del agua y llevarlo de regreso al kayak.
    2. Comida y agua: así como tú necesitas comida para mantener las fuerzas y agua para hidratarse, tu perro también las necesita. Asegúrate de llevar suficiente comida y agua potable para tu amigo peludo y no olvides un tazón. Coloque la comida para perros en un recipiente o bolsa hermética para que no se comprometa cuando se la presente a su mascota.
    3. Un botiquín de primeros auxilios: probablemente ya tenga uno para usted, pero debe asegurarse de que también contenga suministros para su perro. Por ejemplo, los perros pueden quemarse con el sol como tú, por lo que también necesitan protector solar. Empaca vendajes, peróxido de hidrógeno y otros suministros de primeros auxilios para tratar pequeñas heridas u otras situaciones similares que puedan resolverse fácilmente en el agua.
    4. Un tapete para el piso: Debe colocarse en el “asiento” del perro. El lugar del perro en el kayak debe ser cómodo si no quieres que tu mascota se vuelva irritable. Algunas personas usan alfombras de interior/exterior o incluso colchonetas de yoga para esto.
    5. Juguetes para perros: mientras tú estarás remando y disfrutando de la naturaleza, tu perro se inquietará si no tiene nada que hacer. Para evitar esto, debes conseguirle a tu mascota algo con lo que jugar. Tener algo para masticar puede ayudar a mantener a tu perro ocupado y darle una salida de energía.
    6. Golosinas para perros: el objetivo principal de tener estos es reforzar el buen comportamiento. Siempre que tu perro se porte bien, especialmente cuando la tentación sea grande, debes recompensarlo con una golosina. Si lo hace, ayuda a construir la confianza de su mascota y asegura que se comporte como usted quiere más de lo que lo haría el castigo. A medida que pasa el tiempo, puede darle menos golosinas a su perro, pero es bueno ser recompensado de vez en cuando.
    7. Correa y arnés: si bien es cierto que nunca debes atar a tu perro en un kayak, una correa y un arnés pueden ser útiles para cualquier parte de tu viaje que se realice en tierra. Puede terminar en un campamento o arca con requisitos de correa, por lo que es mejor estar preparado. Tener a su perro con correa también puede ayudarlo a mantenerlo cerca y protegido, especialmente si hay algunos perros que se portan mal en los alrededores.
    8. Botines de Musher: Incluso los perros pueden resultar heridos al nadar en aguas abiertas, y para eso están los botines de Musher. Estos botines ayudan a mantener los vendajes en su lugar y brindan protección para los pies de su mascota.
    9. Una toalla: después de su aventura de remo, cuando esté listo para irse a casa, probablemente no querrá un perro mojado en su automóvil, y ahí es donde entra la toalla. Una toalla apta para perros lo ayudará a secarse rápida y eficientemente. tu amigo peludo para que no entre agua en tu vehículo.
    10. Bolsas: Eventualmente, la naturaleza llamará y tendrás que limpiar los desechos de tu mascota. Por lo tanto, es importante tener bolsas para empacar y desechar eficientemente los desechos de su perro.

    Cómo manejar los vuelcos

    Si, por cualquier motivo, tu kayak vuelca, saber cómo manejar la situación es de suma importancia. A continuación se muestra una guía paso a paso sobre qué hacer en tales situaciones.

    1. Encuentra a tu perro y mantenlo cerca de ti.
    2. Nada hacia tu kayak con tu peludo amigo a tu lado. Haz todo lo que puedas para mantener la calma. No hay necesidad de que asocie el deporte con el peligro.
    3. Endereza tu kayak y pon tu remo en él.
    4. Sube a tu perro al kayak. Es posible que no entienda por qué está en el kayak delante de ti, así que trata de mantenerlo calmado y tranquilo.
    5. Una vez que tu amigo peludo esté a salvo en el kayak, tú también puedes subir. (Ten en cuenta que, dependiendo de las circunstancias o si te resulta más fácil, puedes subir al kayak primero antes de recoger a tu mascota y colocarla en el kayak .

    Cómo manejar a tu perro saltando

    La forma en que maneja cualquier salto no autorizado de su kayak puede afectar cómo sucede en el futuro o incluso si existirá un futuro para usted y su perro en el kayak. A continuación se muestra cómo manejar tales situaciones.

    1. Use un tono firme pero suave para decirle a su perro que se suba al kayak. Puede hacer uso del comando "entrar".
    2. Mantenga su paleta fuera del camino para evitar golpear al perro en un accidente.
    3. Agarra a tu mascota por la correa de su chaleco salvavidas y arrástrala.
    4. Si no está usando un chaleco salvavidas, tire de su cuerpo paralelo al costado del kayak, luego coloque su mano sobre su pecho entre las patas delanteras. Recójalo y colóquelo en el kayak.
    5. Una vez que tu mascota esté de vuelta en el kayak, no debes castigarla. En cambio, recompénselo por volver a usted para que pueda recordar que le esperan cosas buenas cuando regrese a usted. De esa manera, si alguna vez ocurre algo en el futuro, la recuperación de su mascota será fácil.

    Ser un remador fuerte

    Una parte fundamental de preparar a tu amigo peludo para navegar en kayak es la disciplina. Pasas tiempo inculcando la obediencia a tus órdenes en el perro para que no balancee la embarcación innecesariamente y cause accidentes, especialmente zozobrar. 

    Si el perro hace su parte, es justo que tú hagas la tuya. Rema con brazadas fuertes, largas y constantes que harán que el tiempo en el agua sea agradable para tu perro.

    El kayak es un deporte de remo divertido, y no hay motivo para que no lo disfrutes con tu mejor amigo peludo. Preparar a tu perro para el kayak requerirá esfuerzo y paciencia, pero el resultado vale la pena. 

    Introduce a tu mascota en el agua y tu kayak (preferiblemente un kayak sentado en la parte superior estable) en tierra firme. Refuerce con paciencia los buenos recuerdos y la rutina con el kayak y su perro, y estará listo para la aventura en poco tiempo. 

    Cubre a tu perro con su chaleco salvavidas, dale un juguete y lánzate al agua. Navegar en kayak con tu perro es una excelente manera de pasar tiempo con él y profundizar su vínculo. Así que ve al agua hoy y diviértete navegando en kayak con tu amigo peludo.

    ¡Hola! ¡Consigue la primera primicia! 🥏

    ¡Enviamos correos electrónicos increíbles y prometemos no enviar spam a su buzón! ¡Únase a nuestra lista de correo electrónico para obtener la última primicia de guías y reseñas de deportes acuáticos!

    es_ESEspañol

    Pínchalo en Pinterest

    Comparte esto con tus amigos

    Ir al contenido