Cómo salir de un kayak con malas rodillas

Cómo salir de un kayak con malas rodillas
Índice de contenidos
    Añadir una cabecera para empezar a generar el índice de contenidos

    Si bien el kayak es un deporte de remo divertido, como todas las cosas, también tiene algunos aspectos complicados, uno de los cuales es entrar y salir de un kayak. Estos esfuerzos aparentemente mundanos no son las cosas más fáciles de lograr, incluso para los kayakistas perfectamente sanos. 

    Por lo tanto, si tiene malas rodillas, es un hecho que tendrá dificultades para entrar y salir de su kayak.

    Afortunadamente, a lo largo de los años se han inventado varios consejos para hacer llevadero el calvario y que subir y bajar del kayak sea lo menos doloroso posible, para que no tengas que renunciar a tu deporte favorito solo porque tus rodillas no son tan fuertes como Ellos solían ser. 

    Hoy, analizamos el kayak con problemas de rodillas y los consejos que debe tener en cuenta para que su experiencia sea lo más cómoda posible. Siga leyendo y recuerde, no tiene que renunciar a la alegría de navegar en kayak por problemas en las rodillas.

    Cómo hacer kayak con malas rodillas

    Si le gusta el aire libre y le duelen las rodillas, puede pensar que sus días de kayak han quedado atrás. ¡Pero nunca temas! Hay formas de evitar el dolor de rodilla y volver al agua.

    Con un poco de esfuerzo y creatividad, puedes encontrar una manera de navegar en kayak con las rodillas dañadas. A continuación se presentan algunas pautas que debe seguir si tiene problemas en las rodillas para facilitar su terrible experiencia.

    Obtenga el consejo de su médico

    Si usted es un ávido kayakista que recientemente comenzó a sentir dolor en las rodillas o si ya tiene las rodillas dañadas y espera comenzar a practicar kayak, lo primero y más importante es visitar a su médico. 

    Su médico podrá decirle qué tan dañadas están sus rodillas y la causa probable. También le informará sobre lo que debe y no debe hacer en su situación para que pueda cuidarse mejor.

    Si recién comienza a sentir el dolor, visite al médico para evitar empeorar su situación. Y si tiene la intención de comenzar a navegar en kayak con problemas en las rodillas, deje que su médico le indique la mejor manera de hacerlo. 

    Remar es una actividad extenuante, y obtener la aprobación del médico puede ser de gran ayuda para tranquilizarte y asegurarte de que gozas de buena salud.

    Elige el kayak adecuado

    Dado que ya tienes problemas en las rodillas, disfrutar de una experiencia agradable en kayak puede depender en gran medida del tipo de kayak que elijas. 

    Si bien los kayaks con asiento son excelentes y lo protegen de los elementos, su diseño de cabina cerrada no es el mejor para usted, por lo que le recomendamos que utilice un kayak con asiento en la parte superior.

    Si eres un ávido kayakista que acaba de desarrollar problemas en las rodillas, probablemente puedas continuar usando un kayak sentado; es solo que el diseño de cabina abierta de los kayaks sit-on-top será más cómodo para ti, ya que tendrás más libertad para moverte como quieras, el kayak te sostiene, ejerciendo así menos tensión en tus rodillas; y lo más importante, los kayaks sit-on-top son más fáciles de subir y bajar.

    ¿Son los kayaks inflables una buena opción para alguien con problemas de rodillas?

    A fin de cuentas, los kayaks inflables parecen ser una excelente opción para un kayakista con problemas en las rodillas. Son muy estables, se pueden transportar y almacenar fácilmente y se pueden utilizar en una amplia gama de condiciones de agua. 

    El único defecto aquí es que, a menos que tengan un piso caído, puede ser difícil entrar y salir, lo cual es un problema importante para las personas con problemas en las rodillas.

    Por lo tanto, el veredicto depende de la gravedad de su malestar. Los kayaks inflables sentados en la parte superior deberían brindarle a cualquier kayakista con problemas de rodillas lo mejor de ambos mundos, pero si aún le preocupa la incomodidad, siempre puede obtener un kayak inflable con un piso caído.

    Obtenga el equipo adecuado

    Este punto no se puede exagerar. Para aprovechar al máximo su experiencia en kayak y hacerla lo más cómoda posible, debe obtener el equipo adecuado, incluso si eso significa que tiene que gastar más. 

    Obtenga equipo de calidad, incluido el kayak, el remo, el asiento con respaldo de apoyo, rodilleras y otros equipos importantes. Quizás más importante que adquirir el equipo adecuado es saber cómo usarlo. 

    Asegúrate de aprovechar al máximo tu equipo usándolo correctamente, y tendrás una agradable experiencia remando.

    hacer ejercicio de estiramiento

    Lo creas o no, los ejercicios de estiramiento ayudan a aflojar los músculos y eso hará que tu experiencia de remo sea más placentera.

    Como la parte inferior de su cuerpo estará estacionaria durante la mayor parte de su aventura de remo, moverse después puede ser bastante difícil, especialmente para las personas con problemas en las rodillas. 

    Notarás que los ejercicios de estiramiento te ayudan a calentar y facilitan mucho el movimiento después de remar. Si ha pasado un tiempo desde la última vez que navegaste en kayak, asegúrate de estirarte y calentarte antes de tocar el agua y las cosas serán más fáciles. 

    Si va a navegar en kayak con frecuencia, cultive el hábito de estirarse diariamente antes y después de su aventura de remo, y notará que su coordinación mejorará con el tiempo.

    Obtenga entrenamiento o entrenamiento

    Es posible que esto no se aplique a usted si es un kayakista experimentado que tiene problemas en las rodillas, pero si es nuevo en el kayak, obtener lecciones privadas de un kayakista experimentado puede hacer mucho para aumentar su confianza. 

    Muchos instructores de kayak han tenido que ayudar a personas con discapacidades a disfrutar del kayak, por lo que tendrán la experiencia y los conocimientos necesarios para ayudarte. 

    El entrenador puede ayudarlo a elegir el mejor equipo para usted, y practicar sus técnicas de remo bajo un ojo experimentado siempre es una excelente manera de mejorar sus habilidades.

    Elija sus puntos de lanzamiento y aterrizaje con cuidado

    La precaución se convierte en tu mejor amigo si eres un kayakista con problemas de rodilla y una de las mejores maneras de asegurarte de tener un viaje sin problemas es elegir sabiamente tus lugares de despegue y aterrizaje.

    Asegúrese de lanzar siempre su kayak en aguas poco profundas, lejos del tráfico de embarcaciones, para evitar que alguien lo golpee. Asegúrese de que su punto de lanzamiento no esté lejos de su vehículo y, si lo está, asegúrese de usar un carro de kayak para hacerte las cosas lo más fáciles posible. 

    Tu punto de lanzamiento también debe ser fácilmente accesible para otras personas en el agua para que puedan echarte una mano fácilmente en caso de que necesites ayuda.

    Eleva tus piernas mientras remas

    Incluso las personas en perfecto estado de salud experimentan rigidez de los músculos cuando mantienen una posición durante un largo período de tiempo y la correspondiente dificultad cuando intentan moverse, por lo que las personas con problemas en las rodillas pueden esperar una experiencia peor.

    Cuando navegas en kayak, normalmente te sientas y dejas las piernas en su lugar mientras remas. El resultado es que la sangre puede acumularse alrededor de las rodillas, y eso lo convierte en una experiencia desagradable cuando esté listo para salir del kayak, especialmente si tiene problemas en las rodillas.

    Afortunadamente, puede ahorrarse esta terrible experiencia elevando las piernas mientras rema y evitando que la sangre se acumule alrededor de las rodillas o, al menos, reduciendo la cantidad de sangre que se acumula alrededor de las rodillas. 

    Puede elevar las piernas simplemente colocando una bolsa estanca, una mochila u otro objeto blando debajo de las rodillas mientras rema y lo agradecerá cuando llegue el momento de salir del kayak.

    No te esfuerces demasiado

    Una excelente manera de asegurarse de que todo esté bien al final del día es conocer sus límites y no excederlos. Esto implica regular la distancia que recorres en kayak en cada viaje. 

    Cuanto más larga sea la distancia que reme, mayor será la tendencia a terminar con las rodillas rígidas al final del día, así que asegúrese de saber lo que está haciendo.

    Si usted es un ávido kayakista que desarrolló problemas en las rodillas, puede comenzar a medir sus límites navegando en kayak la mitad de la distancia que normalmente lo haría y seguir superando los límites poco a poco para que sepa la cantidad de tiempo que puede pasar con seguridad. en el agua y adhiérase a ella.

    Si eres nuevo en el kayak y tienes problemas en las rodillas, te recomendamos navegar con un kayakista experimentado por un tiempo para que puedas descubrir tus límites en un entorno controlado.

    Parte de no esforzarte demasiado es elegir con cuidado el cuerpo de agua en el que navegas en kayak. Esto puede ser difícil para algunas personas, particularmente para los kayakistas experimentados que están acostumbrados a navegar por rápidos de aguas bravas. 

    Si bien no tienes que renunciar por completo a tu pasión, trata de ser cauteloso y recuerda que tus problemas de rodilla significan que es posible que no puedas realizar con éxito algunas de las maniobras atrevidas que alguna vez pudiste y actuar en consecuencia. 

    El kayak también se puede disfrutar en aguas tranquilas, y no sirve de nada arriesgarse innecesariamente.

    No dude en pedir ayuda

    Tener malas rodillas apesta, especialmente cuando comienzas a entender el hecho de que ya no podrás hacer varias cosas tan fácilmente como antes. 

    Esto puede ser abrumador, especialmente si está navegando en kayak en un lugar sin un rostro familiar, y mantenerse aislado, independientemente de lo que suceda, puede parecer la opción más segura.

    Te digo ahora que tu orgullo no vale tu seguridad. Es muy admirable que no dejaras que tus problemas de rodilla se interpusieran entre tú y tu deporte favorito. 

    Así que da el próximo paso de coraje y pide ayuda cuando la necesites. Si bien todos los que conoce pueden no ser muy amigables, seguramente encontrará a alguien que estará encantado de ayudarlo. 

    Además, no dejaste que las rodillas malas te hicieran abandonar el kayak, entonces, ¿por qué dejar que el orgullo te supere? Hágase un favor y siempre pida ayuda cuando la necesite.

    Cómo entrar en un kayak con malas rodillas

    Cómo subirse a un kayak de manera segura es una habilidad que todos los kayakistas deben dominar, en particular aquellos con problemas de rodilla. Esto se debe a que no tendrá que preocuparse por salir de un kayak si no puede subirse a uno en primer lugar. 

    Para aquellos con problemas de rodilla para subirse a su moto acuática de forma segura y disfrutar del deporte que aman, a continuación se proporciona una guía paso a paso para subirse a un kayak. 

    1. Encuentre un punto de lanzamiento apropiado en aguas poco profundas. El agua debe llegar hasta las rodillas o la mitad de la longitud de tu remo.
    2. Coloque el kayak perpendicular a la orilla oa la costa.
    3. Acérquese a cualquier lado del kayak y párese unos centímetros frente al asiento.
    4. Ahora pasa una pierna sobre tu kayak de modo que estés sentado a horcajadas con un pie en el suelo a cada lado.
    5. A continuación, debe mantener el kayak en su lugar para ayudar a mantener el equilibrio. Puede hacerlo usted mismo agarrándose de los costados del casco o, mejor aún, puede pedirle a alguien que sujete el kayak por usted.
    6. Ahora, según el lado del kayak en el que se encuentre, puede sentarse en el asiento detrás de usted o deslizarse hacia adelante en el asiento del kayak.
    7. A continuación, utiliza los brazos para levantar las piernas del suelo y colocarlas en el kayak.
    8. Ahora puedes empujarte desde la orilla con tu remo y disfrutar de tu aventura.

    Cómo salir de un kayak con malas rodillas

    Después de entrar con éxito en su kayak y remar al contenido de su corazón, es hora de salir de su kayak y enfrentar el resto del día. 

    Saber cómo salir del kayak de manera segura es muy importante si tiene problemas en las rodillas, ya que cualquier movimiento en falso podría ejercer una presión innecesaria en las rodillas y ponerlo en un mundo de dolor.

    A continuación se explican algunos métodos de salida para facilitarle la vida, así que siga leyendo y elija el que mejor se adapte a sus necesidades. Recuerda practicar las técnicas de salida en condiciones controladas antes de escoger una y tener que realizarla en tiempo real.

    La salida de aguas poco profundas

    Como su nombre lo indica, esta técnica de salida se lleva a cabo en aguas poco profundas, por lo que debe abstenerse de dejar que la proa del kayak alcance la orilla o la orilla. 

    La profundidad del agua debe estar entre 6 y 12 pulgadas, y puedes medirla con tu remo (puedes marcar la distancia requerida con un marcador permanente u otra sustancia de antemano). 

    Una vez que todo esté bien, balancea tus piernas hacia cualquier lado del kayak (no importa de qué lado), luego gira tu cuerpo hasta que estés perpendicular al kayak.

    A continuación, se desliza hacia el borde del kayak y puede usar su remo como apoyo o dejarlo caer y empujar el kayak para ponerse de pie. 

    Como ya estaba sentado en aguas poco profundas, ponerse de pie se vuelve más fácil y experimenta menos tensión.

    La salida de natación

    Como su nombre lo indica, esta técnica de salida requiere que vayas a nadar, por lo que solo debes emplearla en los días calurosos o cuando no te importe mojarte. La técnica se lleva a cabo en aguas poco profundas que están a la altura de la cintura, es decir, aproximadamente la mitad de la longitud de la pala. 

    Como la técnica requiere ir a nadar, asegúrese de que su chaleco salvavidas esté bien ajustado y que el agua esté libre de obstáculos. No querrás lastimarte ahora.

    A continuación, debe sacar su cuerpo del kayak y sumergirlo en el agua. En otras palabras, le das la vuelta al barco y luego nadas. 

    Como se encuentra en aguas poco profundas, podrá encontrar fácilmente el suelo con los pies y luego podrá ponerse de pie con una tensión considerablemente menor en las piernas. 

    Una vez más, puede usar su paleta como apoyo si así lo desea para que el proceso de ponerse de pie sea más fácil. 

    Salir de su kayak correctamente sin lesionarse requiere un conocimiento adecuado de la salida mojada, así que asegúrese de repasar antes de intentar esta técnica. A continuación, puede empujar su kayak a la orilla.

    La ayuda de un amigo Salir

    Si fuiste a hacer kayak con un amigo con mejores rodillas y no quieres mojarte, entonces esta técnica de salida es para ti. El método implica remar con mayor velocidad a medida que se acerca a la orilla, de modo que una parte del casco descanse en tierra firme. 

    A continuación, suelta el remo y balancea las piernas a ambos lados del kayak, de modo que quede perpendicular a la embarcación. Ahora llama a tu amigo y espera pacientemente su llegada. 

    Una vez que llegue su amigo, debe asumir una posición estable con los pies abiertos y las rodillas dobladas. Luego deben agarrarse de los antebrazos y hacer una cuenta regresiva para sincronizar sus movimientos. 

    Cuando ambos estén listos, su amigo lo levantará y no lo soltará hasta que esté seguro de que no perderá el equilibrio.

    Como la mayoría de las playas y costas están inclinadas, habrá más tensión en la rodilla cuesta abajo cuando salga del kayak, por lo que debe asegurarse de que su rodilla buena sea la que está cuesta abajo.

    Digamos, por ejemplo, que su rodilla derecha está peor que la izquierda, querrá salir del kayak por la izquierda para que su rodilla izquierda experimente la mayor tensión y viceversa.

    La salida de rastreo

    Este método debería ser tu último recurso. Al igual que en el método anterior, gana impulso a medida que se acerca a la costa, de modo que una parte del casco está en la orilla y balancea las piernas hacia un lado de la embarcación. 

    Ahora, si puede manejarlo, coloque sus manos en el costado del casco y utilícelas como apoyo mientras se pone de pie lentamente. Si su problema de rodilla no es tan grave, debería poder manejarlo. Pero si ocurre lo contrario, saldrás del kayak a rastras, como sugiere el nombre de la técnica.

    Una vez que esté sentado perpendicular al kayak y sus pies estén a un lado del kayak, ruede hacia la orilla de manera que su vientre quede sobre el kayak en una posición similar a la de alguien que se cayó de su kayak y simplemente volvió a subirse.

    A continuación, retroceda suavemente sobre sus manos y rodillas y gatee hasta un lugar donde pueda pararse fácilmente. Si bien este método brinda un espectáculo a quienes lo rodean, es innegable que hace el trabajo, especialmente si no hay una cara familiar alrededor y no desea pedir ayuda. 

    Dicho esto, simplemente tienes que pedir ayuda a alguien y no tendrás que montar un espectáculo. Si bien algunas condiciones médicas pueden impedir que experimente los placeres del kayak, aparte de los casos extremos, las rodillas malas no están en esa lista. 

    Sin embargo, hacer que su experiencia sea lo más cómoda posible depende de usted, así que asegúrese de ser precavido. Emplee prácticas seguras de kayak y no exceda sus límites, y estará bien.

    ¡Hola! ¡Consigue la primera primicia! 🥏

    ¡Enviamos correos electrónicos increíbles y prometemos no enviar spam a su buzón! ¡Únase a nuestra lista de correo electrónico para obtener la última primicia de guías y reseñas de deportes acuáticos!

    es_ESEspañol

    Pínchalo en Pinterest

    Comparte esto con tus amigos

    Ir al contenido